Share this page

IFC impulsa las inversiones del sector privado de América Latina contra el cambio climático

Bogotá, Colombia, 14 de junio de 2016. La Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Grupo Banco Mundial, dio inicio en Bogotá al Foro de América Latina y el Caribe sobre Negocios y el Clima para ayudar a estimular la inversión del sector privado orientada a reducir las emisiones de carbono. El foro congrega a más de 300 líderes de los sectores público y privado, financistas y académicos para debatir y analizar nuevas áreas donde el sector privado puede hacer una contribución crucial al aumento de las inversiones dirigidas a luchar contra el cambio climático en la región.  
Los discursos de apertura del evento, que tendrá lugar los días 14 y 15 de junio, están a cargo del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y del ministro de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas, cuyas alocuciones se enfocan en los esfuerzos del gobierno colombiano para mitigar los efectos del cambio climático. El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, será el orador principal de la segunda jornada del foro, dedicada a ciudades sostenibles.
Colombia, al igual que otros numerosos países de América Latina, está trabajando para reducir la emisión de gases de efecto invernadero en un 20 por ciento antes de 2030. El gobierno ha enfatizado la importancia de emprender un camino de crecimiento con bajas emisiones de carbono que implica una gestión sostenible de los recursos naturales del país y la instrumentación de prácticas sostenibles para la gestión de la tierra, el agua, los desechos y los bosques.
“El despliegue del poder innovador del sector privado será fundamental para reducir las emisiones en los próximos años”, afirmó Liz Bronder, directora de IFC para América Latina y el Caribe. “En un país como Colombia, pueden existir enormes oportunidades para la producción de energías limpias, como la eólica y solar, y para avanzar hacia nuevos modelos de negocios que promuevan prácticas eficientes desde el punto de vista energético. En IFC contamos con una vasta y exitosa trayectoria de apoyo al sector privado para explotar al máximo estas oportunidades”, sostuvo.
El foro sirve como una importante plataforma de reunión para líderes empresariales de toda la región y de otros mercados emergentes que se encuentran encauzando sus compañías hacia nuevos modelos de negocios que capitalicen las prácticas e iniciativas inteligentes en relación con el clima.
La participación de las principales empresas de la región es fundamental para el crecimiento económico sostenible de América Latina, habida cuenta de que algunas entidades estiman que las pérdidas asociadas al cambio climático podrían representar hasta el 5 por ciento del producto interno bruto regional si las temperaturas globales aumentan 2,5 °C en la segunda mitad del siglo.
“El histórico acuerdo sobre el cambio climático que se firmó en París en diciembre de 2015 contó con la adhesión de 195 países para reducir sus emisiones y mantener así el calentamiento global por debajo de los 2 °C. Esto allanó el camino para la participación activa del sector privado: un número creciente de empresas se dan cuenta de que una estrategia empresarial de bajas emisiones también puede ser beneficiosa para sus finanzas”, expresó Christian Grossmann, director de Cambio Climático de IFC. “La experiencia de IFC y su alcance mundial pueden ayudar al sector privado de América Latina a identificar algunas de las oportunidades clave en la lucha contra el cambio climático”, concluyó.
Según We Mean Business —coalición de organizaciones que trabajan con las empresas y los inversionistas más influyentes del mundo—, las compañías de América Latina y el Caribe están alcanzando en promedio una tasa de rentabilidad del 17 % anual sobre sus inversiones inteligentes en relación con el cambio climático, margen saludable en comparación con otras economías de mercados emergentes. Todo esto muestra un presente de amplias oportunidades para el sector privado en la región. En Colombia, por ejemplo, IFC estima que existe un potencial de inversión de USD 27 500 millones en energías renovables hasta 2030. En Brasil, ese monto ronda los USD 152 000 millones, mientras que en México se ubica en torno a los USD 75 000 millones.
Sobre la base del compromiso renovado para combatir el cambio climático, y como miembro del Grupo Banco Mundial, IFC se ha comprometido a aumentar las inversiones relacionadas con el clima para alcanzar el 28 por ciento del total de nuevos compromisos anuales de aquí a 2020. En América Latina, IFC también planifica aumentar la cartera regional destinada a infraestructura urbana, como edificaciones, transporte, gestión de los desechos, energía, agua y saneamiento, y telecomunicaciones ecológicas. IFC continuará apoyando el desarrollo de instrumentos financieros como los bonos verdes para garantizar que los mercados de capital mantengan su función en el aumento de las finanzas en favor del clima.
Acerca de IFC
IFC, miembro del Grupo Banco Mundial, es la mayor institución internacional de desarrollo dedicada al sector privado de los mercados emergentes. Trabaja en colaboración con más de 2000 empresas de todo el mundo y utiliza su capital, sus conocimientos especializados y su influencia para crear oportunidades donde más se necesitan. En el ejercicio de 2015, las inversiones de largo plazo de IFC en los países en desarrollo ascendieron a casi USD 18 000 millones y ayudaron al sector privado a desempeñar un papel clave en los esfuerzos mundiales por poner fin a la pobreza extrema e impulsar la prosperidad compartida. Para obtener más información, visite www.ifc.org .
Siga en contacto con nosotros