Share this page

La CFI Invierte $100 Millones de Dolares en El Sector de Telecomunicaciones de La Republica Dominicana

Washington, D.C., 27 de Marzo, 2003— La Corporación Financiera Internacional (CFI), la entidad del Grupo del Banco Mundial que promueve el desarrollo sostenible del sector privado en los países en desarrollo, otorgará junto con el Banco Popular Dominicano, US$130 millones de dólares a la empresa Orange Dominicana SA para establecer y desarrollar un ambicioso sistema de telecomunicaciones en el país. Orange Dominicana es el operador pionero del sistema GSM en la República Dominicana.
Esta inversión, que apoyará la construcción de la red de telecomunicaciones móviles de Orange Dominicana, representa uno de los mayores financiamientos de infraestructura a la fecha en la República Dominicana.
La operación incluye un crédito de $35 millones de dólares por la cuenta de la CFI; $15 millones de crédito subordinado para la cuenta de la CFI, y $50 millones de un crédito sindicado con la participación de bancos comerciales internacionales, tales como ING Bank y Credit Agricole Indosuez, y el banco de desarrollo de Holanda, FMO.  ING Bank y Credit Agricole Indosuez son los coordinadores líderes de la operación, y FMO es el coordinador del crédito sindicado de la CFI.  Banco Popular Dominicano, el banco líder en la República Dominicana, proporcionará un crédito por RD$680 millones (aproximadamente $30 millones de dólares) en términos similares a los créditos de la CFI.  Se prevé que la inversión total a lo largo de los próximos cuatro o cinco años alcance los $278 millones de dólares.  El financiamiento adicional provendrá de los accionistas, en combinación con otros créditos.  
Esta operación es consistente con la estrategia de la CFI de promover el desarrollo de una economía de mercado sólida en la República Dominicana, así como de estimular la participación del sector privado en proyectos de infraestructura, movilizar financiamientos de largo plazo y promover inversión extranjera directa.
Bernard Pasquier, Director del departamento de América Latina y el Caribe de la CFI, señaló que: “La inversión en Orange estimulará la participación del sector privado en la economía de la República Dominicana, lo cual será un aspecto clave para un crecimiento económico sostenible del país”.
El portafolio actual  de la CFI en la República Dominicana es de $288 millones de dólares.  Las inversiones de la CFI en el país está diversificadas en sectores tales como telecomunicaciones, salud, infraestructura marítima, agroindustria y turismo.  En el año fiscal 2002 las inversiones comprometidas de la CFI en el país alcanzaron $80 millones de dólares, lo que ubicó a la República Dominicana entre los cinco países de la región que recibieron mayor inversión de la CFI en ese año.  Recientemente, la CFI  asesoró a la Oficina para la Promoción de la Inversión Extranjera de la República Dominicana (OPI) con el objeto de optimizar la capacidad del país para atraer inversión extranjera.
Mohsen Khalil, Director del departamento de Información Global y Tecnologías de Comunicación de la CFI, añadió: “Estamos complacidos por el papel clave que la CFI está desarrollando al apoyar el proyecto Orange, el cual se espera tendrá un impacto significativo en  la promoción de competencia en el sector de telecomunicaciones de la República Dominicana.  El proyecto Orange también contribuirá a mejorar el acceso y los servicios de las telecomunicaciones en todo el país.”
La expansión de Orange beneficiará directamente a los consumidores y a las empresas locales, ya que ampliará la red de comunicaciones celulares o móbiles en el país a través de la introducción de nuevos servicios y de la promoción de competencia en el sector por la introducción de la tecnología GSM al mercado de las telecomunicaciones en el país.
Raoul Fontanez, Presidente de Orange, señaló también, que: “Con el apoyo y las aportaciones de la CFI, Orange tendrá la oportunidad de contribuir positivamente al desarrollo de la República Dominicana.”
Los accionistas de Orange incluyen a Orange S.A., una compañía líder de telefonía celular con sede en Francia, con una participación del 86 por ciento, y la empresa Carn Vale International Limited, propiedad de empresarios de la República Dominicana,  con 14 por ciento de participación.
La CFI estableció en febrero de 2000 su representación en la República Dominicana en las oficinas del Banco Mundial en Santo Domingo.  Salem Rohana, representante regional para la República Dominicana y Haití señaló que “las prioridades de la CFI en la República Dominicana comtempla apoyar los esfuerzos del gobierno para diversificar la economía y optimizar la distribución de los beneficios económicos entre la población más necesitada”. Rohana añadió: “La CFI tiene el compromiso de apoyar una mayor participación del sector privado en la economía local a través del apoyo a proyectos en el sector de Pequeñas y Medianas Industrias, el sector salud, microfinanciamiento y sectores industriales”.
La misión de la CFI ( www.ifc.org ) es promover inversiones sostenibles del sector privado en los países en desarrollo, para ayudar así a reducir la pobreza y mejorar el nivel de vida de la población. La CFI proporciona financiamiento para inversiones del sector privado en el mundo en desarrollo, moviliza capital en los mercados financieros internacionales, ayuda a los clientes a mejorar la sostenibilidad social y ambiental, y proporciona asistencia técnica y asesoramiento a los gobiernos y las empresas. Desde que fue fundada en 1956 y hasta el final del ejercicio de 2002, la CFI ha comprometido más de US$34.000 millones de sus propios fondos y movilizado US$21.000 millones en préstamos de consorcios para 2.825 empresas de 140 países en desarrollo. La cartera de compromisos de la CFI al cierre del ejercicio de 2002 ascendía a US$15.100 millones en fondos propios y US$6.500 millones por cuenta de participantes en consorcios para préstamos.